Tendencia en cuidado facial: doble limpieza facial

La limpieza facial es fundamental en nuestra rutina de belleza para lucir una piel saludable, con brillo y luminosidad. Por ello, hay que escoger los productos de belleza según las características y el tipo de piel de cada uno. Al igual que en el cuidado del cabello, hay champús para el cabello graso o seco, con los productos faciales ocurre lo mismo. A una piel que tiene tendencia grasa no podemos aplicarle productos destinados para pieles secas, ya que esto hará que aumente el exceso de grasa en la piel. En este artículo te damos las claves para llevar a cabo la doble limpieza facial, una nueva tendencia en cosmética que dejará tu piel cuidada y eliminando impurezas

Puede que se crea que las personas que tienen la piel más sensible o seca no necesiten esta doble limpieza facial, ya que se puede relacionar con resultados demasiado agresivos para la piel. Sin embargo esto es erróneo. Se recomienda hacer en todo tipo de pieles cuando se busquen los productos adecuados para según qué tipo de piel. Hay que tener también en cuenta factores como la edad, otros productos que usemos de cosmética como puede ser el maquillaje, si estamos muy expuestos a elementos externos. Por lo tanto, la doble limpieza facial si es apta para todos, y de hecho es hasta recomendable. 

La doble limpieza facial se trata de una limpieza en dos partes, pero esto no significa que sea más agresiva. Se separan aquellos productos con una base más lípida de los que tienen una base más acuosa. 

¿Cuándo hacer una doble limpieza facial?

Muchas personas solemos hacer el ritual de limpieza por la noche, después de todo el día y cuando nuestra piel ya ha sufrido las consecuencias del estrés, agentes externos y la polución. Pero lo ideal es hacerlo tanto por la mañana como por la noche. Nuestra piel del rostro necesita purificarse tanto por la mañana como por la noche. De hecho, nuestra piel necesita purificarse después de todo un día de agresiones, pero también cuando nos despertamos, ya que se suele tener exceso de grasa y sudor, confiriéndole un aspecto brillante. 

Muchos productos desmaquillantes y de limpieza facial nos pueden ayudar a eliminar estos excesos de la noche, fruto de la oxigenación natural nocturna. 

Aunque pienses que no tienes tiempo, el problema no suele ser la falta de minutos, sino la importancia de crear estos hábitos.

Fases de la doble limpieza facial

Primera fase

Para esta primera fase lo ideal es un producto con textura oleosa o un limpiador facial que nos ayude a eliminar el exceso de sebo, el maquillaje o el sudor del día. Lo mejor es escoger productos que lo hagan de una manera suave para que no dañen la piel. 

Segunda fase

Tras la primera fase, nos tenemos que asegurar de retirar todas las impurezas sin base grasa, como las células muertas. Este paso nos ayudará a regular el exceso de grasa en la piel, y según qué producto usemos puede tener una acción astringente.

¿Una tercera fase?

A la doble limpieza, un tercer paso que también considera muy importante: el tónico. Aunque este tipo de productos no se aclaran como los anteriores, sino que se dejan actuar sobre la piel, también son importantes elementos de purificación, pues su función es humectante, equilibrante y ayudan a cerrar el poro y dejar la piel lista para la absorción del tratamiento.

Comments (0)

Product added to wishlist
Product added to compare.

Utilizamos cookies a fin de permitir a nuestros sistemas reconocer tu navegador o dispositivo y poder prestarte los Servicios de VismarCosmetics.

Política de privacidad.